Ten serwis wykorzystuje pliki cookies. Korzystanie z witryny oznacza zgodę na ich zapis lub odczyt wg ustawień przeglądarki.


artykułach i komentarzach w komentarzach

Losowe zdjęcie

Modlitwa Inna Niż Wszystkie
esp. La oración del ciego

Hola, Dios, hace tiempo que nos vimos.
Por favor, abre mi corazón, mente y ojos, tal como Tú, Dios, lo quieres y como siempre lo deseaste. Ábreme para verte y entenderte mejor a ti, Dios, y para ver conscientemente las obras de tu divina creación, tal como lo es de verdad.
Me perdono completamente ponerme las gafas, lentes, anteojos para mejorar y/o empeorar la vista, tanto de manera voluntaria como bajo fuerza u obligación. Dios, acepto que eres, que conoces mis problemas que tengo con mis ojos, con mi aparato de la visión.
Dios, amigo mío, ahora te devuelvo para sanar todas las lesiones de mis ojos, mi alma y mi mente. Les perdono a todos que en cualquier momento hayan contribuído a mi ceguera, a que lleve las gafas, a deblitar mi vista mediante unas enfermedades. Les devuelvo la libertad a todos y les dejo abandonar mi vida para siempre.
Les perdono a todos por los queyo haya nacido ciego y les perdono a todos por los que me haya quedado ciego en cualquier momento. Los acepto a todos que vean bien, cuya vista sea estable y perfecta.
Aceptamos y apreciamos todas las garantías de seguridad dadas por Dios para un funcionamiento eficiente de todos los componentes físicos y energéticos de mis propios ojos.
El todopoderoso amor divino puro hacia mí me protege a mí y a mi corazón, mente, alma y persona de la influencia negativa de todos los seres y almas a los que no les guste que yo vea bien con mis ojos sanos. Les perdono a todos los que en cualquier momento me hayan ordenado bloquear mi visión y su calidad, a los que me hayan hecho ciego o por los que haya perdido la vista. Me perdodo que haya tenido que ser, estar o quedarme ciego.
Mis ojos, mis oídos y todos mis sentidos, mi cuerpo están siempre seguros frente al pasado y al futuro, frente a los que quieran garantizar algo mejor que el mismo Dios de todas las almas en cuanto a mi seguridad, a mi perfecta visión. Acepto y respeto que Dios me haya liberado a mí, a mi alma y a todo mi corazón de todos los objetos agudos que en cualquier momento hayan dañado mis ojos, mis sentidos, mi aparato de la visión. Dios, te pido la completa regeneración de todos los daños o deterioros de mis ojos y mi aparato de la visión. Lo sé y acepto que con mi alma traigo la luz divina y el amor divino en el mundo manifiesto de la mejor y más fuerte manera posible, así que cada momento siguiente vivido por mí aquí en la Tierra con la vista perfecta, con la visión perfecta y con los ojos sanos es inestimable y valioso para mí, para mi alma y para el universo. Sé que el Dios de todos los corazones es también el Dios de todos los ojos – todos, es decir también los míos. No tengo que temer la buena visión, no tengo que preocuparme por los efectos positivos del divino apoyo para mis ojos. No tengo que beneficiarme de mi falta de visión, del daño de mis ojos. Lo sé y acepto que el soporte de Dios lleva la perfecta sanación para mí y para mis ojos. Les perdono a todos que me hayan forzafo e inspirado a poner, llevar varias gafas, lentes o anteojos para mejorar y/o empeorar la vista mía y la de los demás. Acepto y respeto la liberación que Dios me dé y acepto la duradera liberación de las lesiones y daños de los ojos provocados por varios anatemas, encantos, maleficios y sus efectos negativos.


Traducido por Katarzyna Majda


Dodano : 24-10-2017 Przez: s_majda Przeczytano: 669 razy
Komentowanie możliwe jest dla osób zalogowanych.